A doctor talking to a patientUn doctor hablando con un paciente

Lo entendemos.
Vacunarte no es una decisión fácil.
Pero es más fácil con información confiable.

Somos la Asociación Americana de Hospitales (AHA), una organización nacional de hospitales, sistemas de salud y proveedores de atención médica. Ayudamos a pacientes y personas a entender asuntos de salud importantes, como abordar preocupaciones y preguntas sobre la COVID-19.

Tienes preocupaciones importantes. Podemos abordarlos.


  • No estoy seguro de cuál es la mejor protección contra las nuevas variantes de la COVID. La forma más fácil y segura de protegerse contra las variantes de la COVID-19 es vacunarse. Las mascarillas ofrecen protección adicional contra todas las variantes.

  • ¿Todavía tengo que usar una mascarilla, incluso cuando un negocio no lo requiere? El uso de mascarilla sigue siendo una fuerte defensa contra la COVID-19 y las variantes. Tenga en cuenta que los mandatos sobre el uso de mascarillas siguen requeridos en hospitales y otros entornos de atención médica, incluso si está completamente vacunado contra la COVID.

  • Estoy embarazada (o quiero quedar embarazada pronto). Actualmente, no hay evidencia de que las vacunas contra la COVID-19 causen problemas con el embarazo o la posibilidad de quedar embarazada en el futuro.

  • Ya tuve COVID-19. Aunque ya se haya recuperado de la COVID-19, es posible que se infecte nuevamente con el virus que causa la COVID-19. La vacuna puede protegerlo de enfermedades graves y de la muerte. No sabemos cuánto tiempo alguien está protegido de enfermarse nuevamente después de recuperarse de la COVID-19.

  • No estoy seguro de si mi hijo pequeño o adolescente debe vacunarse. La COVID-19 puede enfermar mucho a niños y adolescentes de cualquier edad. Algunos incluso han muerto por el virus. La vacunación contra la COVID-19 es una herramienta importante para ayudar a proteger a todas las personas mayores de 6 meses de la COVID-19 y sus complicaciones. La vacunación de niños y adolescentes puede proporcionar mayor confianza en que el cuidado de niños, la escuela y otras actividades pueden continuar como planeado. Su pediatra es la mejor persona con quien hablar sobre sus preguntas e inquietudes.

  • Me preocupan los efectos secundarios a largo plazo. Hay dos tipos de vacunas contra la COVID-19, las vacunas de ARNm y las vacunas de vectores virales, y expertos médicos han estado estudiando y trabajando en ambos tipos durante décadas. La vacuna contra la COVID-19 se creó utilizando estas investigaciones de larga data. Las vacunas contra la COVID-19 pasaron por todas las etapas requeridas de aprobación y los médicos continúan rastreando posibles efectos secundarios. De hecho, las vacunas contra la COVID-19 se encuentran actualmente bajo el control de seguridad más intensivo en la historia de los Estados Unidos.

  • No estoy seguro de si la vacuna se investigó pensando en mi comunidad. Los ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 incluyeron un grupo de sujetos más diverso que ensayos anteriores para otros fármacos y vacunas. La población estudiada reflejó los grupos étnicos de la población de Estados Unidos. Los ensayos también estudiaron el efecto de la vacuna en personas con ciertas enfermedades crónicas, como diabetes y enfermedades cardíacas.

  • Creo que la vacuna fue lanzada al mercado apresuradamente. Las vacunas contra la COVID-19 se crearon en un tiempo récord, pero esto no significa que se apresuraron. Hay varias razones por las que las empresas pudieron producir las vacunas más rápido de lo normal, como la ventaja de investigaciones anteriores sobre otros coronavirus, décadas de investigación de vacunas, colaboración dentro de la comunidad científica y revisión acelerada.

  • No entiendo por qué se necesitan dosis de refuerzo. Los refuerzos contra la COVID-19 mejoran aún más la protección que podría haber disminuido con el tiempo después de su vacunación de la serie primaria. Todas las personas de 5 años o más deben recibir 1 refuerzo después de completar sus vacunas contra la COVID-19 y los adultos de 50 años o más deben recibir 2 refuerzos. Algunas personas de 12 años o más que están moderada o gravemente inmunocomprometidas, pacientes que tienen cáncer u órganos trasplantados, también deben recibir un segundo refuerzo. Nunca es demasiado tarde para obtener la protección adicional que ofrece un refuerzo.

Encuentra una vacuna en tu área.


Estamos desgarrados. Estamos abrumados. Carta abierta de Minnesota Hospitals Esas palabras se repiten una y otra vez en los hospitales de los Estados Unidos. La COVID está matando a nuestros pacientes y agobiando nuestros hospitales. Las personas no vacunadas tienen 14 veces más probabilidades de morir a causa de la COVID-19. Miles de personas en su lecho de muerte repiten una frase: "Ojalá me hubiera vacunado". VACÚNESE. RECIBA UN REFUERZO. SIGA LAS PAUTAS DE SALUD PÚBLICA. Recuerde este anuncio. Antes de estar desesperadamente enfermo en la cama de un hospital.
 

Estamos desgarrados.
Estamos abrumados.

- Carta abierta de Minnesota Hospitals

Esas palabras se repiten una y otra vez en los hospitales de los Estados Unidos.

La COVID está matando a nuestros pacientes y agobiando nuestros hospitales. Las personas no vacunadas tienen 14 veces más probabilidades de morir a causa de la COVID-19. Miles de personas en su lecho de muerte repiten una frase:

“Ojalá me hubiera vacunado”.

  • VACÚNESE
  • RECIBA UN REFUERZO
  • SIGA LAS PAUTAS DE SALUD PÚBLICA

Recuerde este anuncio.
Antes de estar desesperadamente enfermo en la cama de un hospital.

Asociación Americana de Hospitales
Promover la salud en Estados Unidos

Pagado por la Asociación Americana de Hospitales


Video relacionados


Solo Los Hechos A partir de Abril Del 2022

Si representas un hospital o un sistema de salud, haz clic aquí para obtener más recursos.

Este contenido fue financiado en parte por un acuerdo de cooperación con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (número de subvención CK20-2003). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades son una agencia dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS). El contenido de este recurso no representa necesariamente la política de los CDC o el HHS y no debe considerarse un respaldo del gobierno federal.